#RESPETO





Todos los días los consumidores y las empresas somos vigilados en internet.

Las multinacionales digitales almacenan y tratan nuestra información sobre lo que nos gusta, nuestras compras, nuestra salud física y mental, la orientación sexual, la ubicación y las opiniones y pensamientos políticos, sindicales y religiosos

Violan nuestra privacidad sin ningún tipo de control. Los usuarios no tenemos forma de saber qué datos recopilan, con quien comparten la información y cómo la utilizan. Sin embargo, estas empresas nos tienen identificados y perfilados bajo la excusa de realizarnos publicidad personalizada.

La mayoría de nosotros no queremos que nos espíen, ni recibir anuncios basados en que lean nuestros correos o escuchen nuestras conversaciones. Tampoco queremos que nos perfilen. Nos oponemos a estas prácticas que violan el derecho a nuestra privacidad.

Las cookies y los trackers ayudan a esta recopilación ilegal de información. Los titulares de las páginas web, la mayor parte de las veces desinformados, las insertan para obtener pequeñas ventajas en el marketing digital sin saber que, a la vez, venden datos de su propio negocio online y de su clientela.

Con esta información las multinacionales digitales 1) Manipulan el mercado y a los consumidores; 2) Discriminan a los consumidores; 3) Suministran información sesgada y errónea; 4) Realizan competencia desleal; 5) Incrementan los riesgos de seguridad de nuestros datos personales:

EXIGIMOS RESPETO porque es posible vender espacios publicitarios sin basarse en detalles íntimos de los consumidores.

Queremos un mercado publicitario transparente, sin vigilancia ni espionaje a los usuarios y dónde se premie a los proveedores de contenido por la calidad de su contenido.

Justo en estos días, las asociaciones de privacidad de Europa y EE. UU. han pedido a los gobiernos americanos y europeos que se tomen medidas para poner fin a las prácticas que amenazan los derechos de privacidad de los ciudadanos. Nos adherimos a esta Carta sin dudarlo.